10 claves para que tu motor diésel dure una vida

motor coche, motor diesel, motor gasolina, duracion motor

10 claves para que tu motor diésel dure más

 

¿Has considerado lo importante que es cuidar la duración del motor de tu coche? Si no has tomado las precauciones necesarias para alargar la vida de tu motor diésel, no debes preocuparte. Desde Hyundai Cobendai te compartimos algunos trucos para hacer el que motor diésel de tu coche dure toda una vida.

Cómo hacer que un motor diésel dure una vida

  1. Consulta el libro de mantenimiento de tu coche

En el libro de mantenimiento  podrás encontrar toda la información sobre mantenimiento del motor diésel, como, por ejemplo, cada cuánto tiempo debes hacer la revisión, el tipo de aceite que debes utilizar y qué repuestos comprar. Además, respeta estos plazos y verifica que los recambios que hagas sean los adecuados para el vehículo; de lo contrario corres el riesgo de una avería que puede ser evitada.

  1. No detengas el motor súbitamente

En caso de conducir por autopista o subir por un puerto,  no detengas el motor súbitamente ya que esto puede provocar que el aceite se acumule en la turbina y con el calor que se genera pueda carbonizarse, romper el tubo y causar una avería inminente.

  1. Cuidado con el depósito, no lo dejes al mínimo 

Si eres de esos que siempre van en la reserva, debes saber que es indispensable repostar antes que la aguja del nivel del combustible este por debajo de un cuarto del depósito. Esto es lo recomendable ya que todas las impurezas del combustible se encuentran en el fondo e incluso pueden llegar al sistema de alimentación y afectar el sistema de inyección. Si esto ocurre notarás tirones y falta de rendimiento.

  1. Evita repostar si…

Si al pasar por una gasolinera te encuentras un camión cisterna rellenando los tanques y crees que es un buen momento para recargar combustible, evítalo. Lo más probable es que entren a tu motor diésel partículas de impurezas o humedad que provienen de los tanques recientemente removidos. Si estas partículas van al depósito de tu coche estropearán el sistema de inyección.

Las gasolineras tienen prohibido vender combustible hasta que no haya transcurrido, como mínimo, una hora desde la recarga de los tanques, aunque esto casi nunca se cumple. Tenlo en cuenta.

  1. Cuidado con el nivel de aceite

Es primordial tener control del nivel de aceite del motor diésel de tu coche. Un nivel muy bajo puede provocar averías en el turbo o incluso en el propio motor. Por otra parte, llevar más aceite en el depósito de lo recomendado también perjudica el turbo y el aumento de presión puede romper algún manguito. Para impedir esto, examina el nivel de aceite cada cierto tiempo y siempre con el motor frío y en llano.

  1. Espera a que el motor se caliente

Antes de empezar la marcha, si el motor está frío, es conveniente darle unos 10 segundos de ralentí para cerciorarte de que la bomba del aceite ha tenido tiempo suficiente para lubricar todo el motor. No es aconsejable que aceleres a fondo, ni superes las 2.500/3.000 rpm durante los primeros 7 u 8 minutos ya que esto puede desgastar internamente las piezas del motor.

  1. Limpia el filtro de gasoil

El filtro de gasoil cuenta con un sistema para filtrar la humedad que contiene el combustible; si esa humedad llegase al sistema de inyección, rompería la bomba de inyección o los inyectores. Por eso, cuando inspeccionen tu coche pide que te lo limpien.

  1. Reemplaza el filtro de gasoil

Cada 60.000 km como máximo deberás realizar el cambio del filtro de gasoil de tu coche. Reducirás las probabilidades de que ingresen impurezas al sistema de inyección.

  1. Presta especial atención a las revoluciones

Circular con el motor por debajo de 2.000 rpm y acelerar sin reducir de marcha produce dos inconvenientes a medio plazo. Por un lado, se crea mayor carbonilla en la combustión, algo que disminuye la vida de la válvula EGR (un sistema que reintroduce parte de los gases de escape en los cilindros para mejorar su combustión) del catalizador. Y, por otro lado, las partes internas del motor sufren más, llegando incluso a provocar deterioros tempranos, mayores vibraciones, tirones. Es uno de los fallos más habituales del diésel.

  1. Prescinde del biodiésel

Todo indica que el biodiésel tiene más humedad que el gasoil, algo que incrementa el riesgo de sufrir deterioros en el sistema de inyección. Sin embargo, el biodiesel no es malo y, el 5% del combustible que repostamos en nuestros vehículos procede del biocombustible. Pero  emplear mayores cantidades requiere motores adaptados. De hecho, algunas marcas como Volkswagen, BMW o Subaru prohíben emplear biodiésel en sus coches ya que sus motores no están adaptados para este combustible.

¡Si quieres que el motor diésel de tu vehículo dure años y años ten en cuenta estas recomendaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *